Skip to main content

Con la llegada del frío las lentejas, garbanzos y porotos empiezan a cobrar protagonismo en nuestros platos.
Hoy te quiero compartir 10 razones para comer legumbres:

1) Fuente de proteínas: combinándolas con cereales o frutos secos, permite obtener buena proteína de origen vegetal.

2) Ricas en fibra: dan saciedad, reducen la absorción del colesterol, ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, previenen el estreñimiento.

3) Fuente de carbohidratos complejos, que proporcionan energía con un bajo índice glucémico.

4) Naturalmente sin gluten: pueden ser consumidas por celíacos (tener especial cuidado con harinas de legumbres y enlatados que pueden no ser aptos).

5) Bajas en grasas (excepto la soja y el maní).
6) Sin colesterol: por ser alimentos de origen vegetal.

7) Fuente de vitaminas y minerales y antioxidantes: algunos como hierro, ácido fólico, calcio, vitaminas del complejo B, potasio, magnesio, zinc, etc.

8) Ideales para diabéticos: por su alto contenido en fibra ayudan a estabilizar los niveles de azúcar e insulina en sangre, y aportan saciedad con baja cantidad de grasas.

9) Ideales para el control de peso: por las mismas razones que antes.

10) Son económicas!

¡Qué no falten en tu despensa!